CBD and THC interact with our bodies in a variety of ways. One of the main ways they impact us is by mimicking and augmenting the effects of the compounds in our bodies called “endogenous cannabinoids” - so named because of their similarity to the compounds found in the cannabis plant. These “endocannabinoids” are part of a regulatory system called the “endocannabinoid system”.

CBD strains can be consumed just as you would THC strains. You can smoke or vaporize CBD-rich flower, eat a CBD-infused edible, swallow a CBD oil capsule, apply a CBD lotion, or use a CBD tincture sublingually. Hemp products also contain CBD, though it is a less efficient source and lacks the beneficial chemical diversity of cannabis-derived CBD products (more on that here).
Hola Armando. Si tuviste problemas renales hace años y sólo en un riñón provocado por otras causa (colitis y gastritis) puede que fuera una insuficiencia renal aguda; este tipo de insuficiencia provocada por otras causas, termina cuando se soluciona lo que ha causado el problema. Si te dieron de alta ten por seguro que no padeces ninguna insuficiencia renal.
While you may not feel high, you may find the addition of CBD and THC beneficial to your recovery, especially if you suffer from pain or stiffness or have a sports-related injury. “I get massages using both CBD and THC infused topicals to reduce inflammation pre, post and during exercise. When massaged into the sore muscles, cannabis helps me get back outdoors faster leaving me feeling less sore,” said Bethany Rae, the founder of Flower and Freedom, a Vancouver based health and fitness education platform that focuses on the use of cannabis for a healthy lifestyle. “I know many athletes that aren’t in pain of some kind whether that be joint pain, muscle pain, back pain or fatigue. Cannabis has the potential to provide natural pain relief.”

Most human studies of CBD have been done on people who have seizures, and the FDA recently approved the first CBD-based drug, Epidiolex, for rare forms of epilepsy. Clinical trials for other conditions are promising, but tiny. In one Brazilian study published in 2011 of people with generalized social anxiety disorder, for example, taking a 600-mg dose of CBD (higher than a typical dose from a tincture) lessened discomfort more than a placebo, but only a dozen people were given the pill.


There is an exception to sections 201(ff)(3)(B)(i) and (ii) if the substance was "marketed as" a dietary supplement or as a conventional food before the drug was approved or before the new drug investigations were authorized, as applicable. However, based on available evidence, FDA has concluded that this is not the case for THC or CBD. For more information on this provision, including an explanation of the phrase "marketed as," see Draft Guidance for Industry: Dietary Supplements: New Dietary Ingredient Notifications and Related Issues.
CBD has some other very important jobs outside of the endocannabinoid system (ECS). For instance, CBD mildly activates one of the brain’s predominant serotonin receptors (5-HT1A), which may explain CBD’s effects on depression and anxiety. It also acts at the peroxisome proliferator activated receptors (PPARs), which halt the proliferation of cancer cells and convey neuro- and cardioprotection. By interacting with a particular PPAR (gamma), CBD could prove to be a promising new way to prevent alzheimer’s disease and other brain disorders.
Nuestros productos están diseñados para contar con la concentración de CBD más pura e inalterada del mercado. Gracias a investigaciones actuales acerca de los beneficios de otras conformaciones de CBD, hemos decidido llevar nuestros niveles de producción a mayores y nuevos enfoques, en estos momentos nos encontramos en las etapas finales del proceso de producción de cápsulas de CBD (100% orgánicas) y cristales de CBD. Muy pronto como parte de la línea de productos Sativida en nuestra tienda online.

En relación a la prescripción, considero que los especialistas en cada área deben ganar experiencia con el Cannabis para las patologías que tratan. Pensar en un médico sólo prescriptor de Cannabis es una visión reduccionista y que puede acarrear un sub- tratamiento de las patologías que se pretende aliviar. La provisión debería realizarse a través del canal farmacéutico o las farmacias hospitalarias, con controles similares al que tienen hoy en día psicotrópicos y estupefacientes.


El Cannabidiol químicamente se expresa cómo 2-(6-isopropenyl-3-methyl-2-cyclohexen-1-yl)-5-pentyl-1,3-benzenediol. Está integrado en la familia de los terpenofenoles, sustancias que suelen tener una estructura carbocíclica con 21 carbonos y están formados generalmente por tres anillos: ciclohexeno, tetrahidropirano y benceno. Su forma molecular es C21H30O2 y su peso molecular es 314,4636. Su punto de fusión es de 66ºC y su punto de ebullición 180ºC. A temperatura ambiente forma una cristalización rojiza. Es una molécula insoluble en agua, pero soluble en disolventes orgánicos y en grasas. [4]

Casos como los mencionados arriba se encuentran alrededor de todo el mundo, por lo que es importante llevar dichas anécdotas a un ambiente más controlado, donde se puedan medir la efectividad y dosis requeridas del CBD. De esta manera se podrá dar al CBD la atención que merece dentro del manejo de estas molestias. Es aún muy pronto, para determinar a donde nos puede llevar la investigación concerniente a los cannabinoides, afortunadamente, día a día se descubren nuevos factores positivos acerca de estos compuestos.


En 1938, Popular Mechanics llamó al cáñamo “El Cultivo del Millón de Dólares”,1 alabando su potencial para producir 25,000 productos diferentes, de tanto valor como $192 billones en el mercado actual y capaz de producir cuatro veces las cantidades de papel por acre que los árboles. Campesinos desde la costa Oriente a Poniente cosechaban más que 150,000 acres para el programa de Guerra de Cáñamo por la Victoria, implementado por la USDA desde 1942 hasta 1946, pero los rumores de la competencia ya habían comenzado.
La primera vez que el CBD fue aislado de la planta del cannabis fue entre 1930 y 1940 por investigadores de la Universidad de Illinois (EEUU). Sin embargo, no fue hasta la década de los 60 cuando el profesor Rafael Mechoulam logró describir su estructura y composición química. Desde 2013, PubMed, una base de datos estadounidense de investigación médica, ha indexado más de 1.500 estudios sobre el cannabidiol. En este sentido, muchos científicos consideran que el CBD es uno de los cannabinoides más importantes descubiertos hasta la fecha.
“Hay un producto del que soy muy fan en términos de cuidado del cuerpo: he estado usando una loción con CBD. Se llama Lord Jones y la he descubierto gracias a mis amigos de LA. Estuve trabajando en Broadway durante seis meses y mi cuerpo se resintió, estaba destrozado y mi cuello muy tenso. El CBD tiene beneficios relajantes y la idea es evitar utilizar demasiados analgésicos”. Habla Olvia Wilde en una entrevista concedida a The New York Times sobre su rutina de belleza.

Una revisión paralela de 2001 de estudios sobre grasa alimenticia durante 20 años en el Reino Unido, los Estados Unidos y España24​ halló que los aceites poliinsaturados como el de soja, colza, girasol y maíz se degradan fácilmente a compuestos tóxicos cuando se calientan. El consumo prolongado de aceites quemados provocó arteriosclerosis, artritis reumatoide y defectos de nacimiento. Los científicos también cuestionaron la recomendación de las autoridades sanitarias mundiales de incorporar grandes cantidades de grasas poliinsaturadas a la dieta humana sin acompañarla de medidas que aseguren la protección de estos ácidos grasos contra la degradación por calor y oxidación.
Esta encuesta – una colaboración entre Care By Design y Project CBD – buscó la respuesta a varias preguntas: ¿Qué tan satisfechos están los pacientes con el Cannabis como analgésico?¿Cómo se compara la marihuana medicinal con otros enfoques de manejo del dolor, en particular, con opiáceos? ¿Cómo se comparan las terapias de manejo del dolor más comunes en términos de su impacto en la calidad de vida?
Hola Carolina, te comento tengo riñones poliquisticos y estoy en la etapa de pre dialisis tengo cretininina de 6,6, potacio, acido urico etc,etc, y todos los componetentes mal,(sin contar que me dio la gota ) ha comenzado hace unas semana el picor lo que me acompaña ya hace mas de un año y no me deja dormir son los calambres a las piernas me levanto unas 10 a 25 veces en la noche algun consenjo para aliviar estos incomodos calambres
El aceite de cáñamo no es igual que el de la marihuana, depende de que parte de la planta se utilice para hacer el aceite, tendrás distintas opciones como el aceite de semillas muy rico en omegas o un aceite rico en CBD, pero ninguna se equipara a un aceite de cannabis hecha con cogollos, ésta última contiene una concentración y variedad adecuada de cannabiboides para tratar ciertas dolencias. Mientras que las de cáñamo tienen por lo general sólo un cannabinoide aislado y por tanto -según investigaciones- no tiene el mismo efecto. Te invito a leer http://www.cannabisconsciente.com/el-efecto-sequito/ donde podrás entender algo más de esta diferencia.
The phytocannabinoid cannabidiol (CBD), is a non-intoxicating molecule that results from the heating, or decarboxylation, of cannabidiolic acid, or CBDA. As popular as CBD has become in both the cannabis community and mainstream consumerism, its natural precursor, CBDA, is one of 114 unique cannabinoids found in cannabis. In most cultivars, or cultivated varieties of cannabis, CBD ranks low on the expression chart; there often isn’t much. However, following a explosive discovery in 2009 — it was noted that a handful of strains are rich in CBD over THC. Droves of CBD-rich cultivars began cropping up all across the US, resulting in a marked uptick in CBD availability across the states.
Mientras el cannabis sigue siendo ilegal en muchas partes del mundo debido a los efectos psicoactivos del THC, el CBD se puede encontrar en extractos de cáñamo industrial. Es bastante fácil de encontrar y normalmente legal, debido a sus niveles de THC prácticamente insignificantes. Todo consumidor debería asegurarse de que el CBD es legal en su país. Pero ya hay muchos países donde se empieza a permitir el consumo de cannabis con fines medicinales, por lo que el mercado se ha llenado de una serie de productos CBD entre los que elegir para aliviar dolores.

Debido a la alta prevalencia del dolor y el difícil control analgésico de ciertos tipos de dolor  (p.e. el dolor crónico y neuropático), uno de los objetivos fundamentales de la investigación farmacológica es la búsqueda de fármacos analgésicos nuevos que presentan ventajas frente a los ya existentes. El descubrimiento del sistema endocannabinoide y su revelación como sistema de neuromodulación central y periférica han llamado la atención hacía su potencial terapéutico como moduladores del dolor especialmente en enfermedades tales como el cáncer, esclerosis múltiple, fibromialgia, entre otros.


Segundo, es importante saber el uso que se le va a dar. En el caso de que se busque un complemento alimenticio, se pueden elegir capsulas o un aceite líquido; siempre recordando que en el primer caso es un complemento más no un sustitutivo y en el segundo caso, se debe consumir crudo. Si se nos es difícil toma cualquier tipo de pastillas, el líquido es el recomendable.
provided me with CANNABIS oil for my son liver cancer, after i lost my mum to prostate cancer 2 years later my son was diagnosed with cancer of the liver he under-go many chemo’s and radiation treatment in seeking solution to cure the liver cancer i spent all i have but all to no avail until i mean’t a friend of mine who directed me to Rick Simpson Cannabis Oil via Email: [email protected]
Tu madre debe hacer exactamente lo que le indican los médicos en todo momento; llevar el tratamiento y la dieta a rajatabla es lo que hace que se ralentice el deterioro renal. Eso es lo más importante... y por supuesto comer sin sal. También es importante mantenerse activo y en el caso de tu madre, dar cada día paseos y charlar con los amigos le mantendrá ocupada y con el nivel de ánimo más alto.
Our bodies are thought to produce endocannabinoids by the billions every day. “We always thought the ‘runner’s high’ was due to the release of dopamine and endorphins. But now we know the euphoria is also from an endocannabinoid called anandamide,” its name derived from the Sanskrit word for bliss, says Joseph Maroon, M.D., clinical professor and vice chairman of neurosurgery at the University of Pittsburgh Medical Center. We produce these natural chemicals all day, but they fade quickly because enzymes pop up to destroy them. That’s where CBD comes in: By blocking these enzymes, CBD allows the beneficial compounds to linger. This is why Amanda Oliver, 31, a career consultant in Charleston, SC, pops a CBD gummy bear each night before bed. “I used to lie there tossing and turning as my mind raced from work projects to whether I had set the home alarm,” Oliver says. One piece of candy with 15 mg of CBD is enough to shut off her brain and facilitate sleep. She also swears by the CBD oil she takes at the height of her period, which she says quells her debilitating cramps.
Luego de agotar todas las opciones, el joven descubrió una crema de CBD en el estado de California (Estados Unidos). Solo una pequeña dosis diaria fue suficiente para aliviar inmensamente los dolores producidos por esta enfermedad. El joven se vio tan influenciado por la efectividad de dicho producto que decidió crear su propia compañía de producción de cremas de CBD, siempre con la filosofía que estas soluciones deberían estar disponible para todo aquel que lo necesite.
But he wasn’t finished. In February of 1980, Dr. Mechoulam teamed up with South American researchers to publish a study regarding cannabis and epilepsy. This study is seen as one of the earliest double-blind studies of CBD on clinical subjects. The study Dr. Mechoulam and his team conducted included 16 people, many of whom were children, who all suffered from severe epilepsy. The results were startling: Every subject who received CBD experienced improvement in their condition with little to no side effects. This anticonvulsant study has since proven to be an integral milestone in the world of clinical marijuana research, but largely went unnoticed at the time.

Existe un concepto erróneo entre la mayoría de la gente de que el cannabis o la marihuana generalmente se usan para drogarse. Sin embargo, solo unas pocas personas saben que el ‘alto’ asociado con estas plantas se debe a la presencia de una sustancia química conocida como THC. Y, debe notarse que la mayoría de las drogas que usan cannabis tienen un porcentaje cero o muy pequeño de THC presente en ellas.
Los canabinoides también contribuyen a la modulación del dolor a través de un mecanismo antiinflamatorio; se describió un efecto CB2 de los canabinoides que al actuar sobre los receptores de mastocitos atenúa la liberación de sustancias inflamatorias, como la histamina y la serotonina, y en los queratinocitos mejoran la liberación de analgésicos opioides.[45-47] En un estudio, se informó que la eficacia de los agonistas sintéticos de los receptores CB1 y CB2 fue comparable con la eficacia de la morfina en un modelo murino de dolor tumoral.[48]
A mediados del siglo XX, el Cannabis (cáñamo incluido) quedó sometido a un estricto sistema de fiscalización internacional, al quedar comprendido entre las sustancias estupefacientes contempladas en la Convención Única de Naciones Unidas de 1961, piedra angular del régimen prohibicionista aún vigente hoy en día. Como consecuencia de lo anterior, el cultivo del Cannabis pasó a estar virtualmente prohibido, a excepción hecha del cultivo para fines científicos y del cultivo de ciertas variedades con una baja concentración de principio activo estupefaciente, cuyo uso puede permitirse para fines estrictamente industriales, tales como la producción de fibras y semillas. Las variedades de cáñamo industrial en Europa tienen niveles inferiores a 0.2 % de THC (Delta-9-tetrahidrocannabinol).
Check Dr. Stephen Porges’ work, as well as Stanley Rosenburg. Both treat trauma and the vagus nerve’s role in bodily symptoms, which cause a lot of the symptoms you mention, as well as other people here. Some of Stanley Rosenburg’s simple exercises along with Stephen Porges’ work, can realign the vagus nerve and when done regularly have a cumulative effect. Basically, most symptoms, even seizures can be caused by misalignments and/or contracted muscles, (even the tiniest muscle in the human body, the stapedius muscle when chronically contracted can cause havoc on body) all under the umbrella of the vagus nerve (polyvagal nervous system). This is very well researched and is cutting edge treatment without the use of drugs of any kind. Some of Porges’ treatments use music, believe it or not, specially designed headsets with bone conduction. But please research, there are therapists trained in this field and in meantime, you can self-apply Stanley Rosenburg’s Basic Exercise, as well as others, first and you will see drastic results.

2. In a second pan, add the mango seed butter, olive oil (or the “foundation oil”), sunflower lecithin, Simpson oil and the powdered 5-Loxin or Boswellia Serrata extract powder. Melt these together at about 140 – 200 degrees or the low setting on your burner. This is a very gentle melting process, don’t let the oil bubble or burn. Stir frequently until all ingredients are melted together. Remove from the burner after this has melted and add all of the essential oils.

Reality: Hemp oil is an increasingly popular product, used for an expanding variety of purposes. The washed hemp seed contains no THC at all. The tiny amounts of THC contained in industrial hemp are in the glands of the plant itself. Sometimes, in the manufacturing process, some THC- and CBD-containing resin sticks to the seed, resulting in traces of THC in the oil that is produced. The concentration of these cannabinoids in the oil is infinitesimal. No one can get high from using hemp oil.
El aceite de CBD es incoloro e inodoro, por lo que no pude detectarlo durante el tratamiento y no se sintió diferente a cualquier otro producto utilizado durante un masaje. Tan pronto como mi terapeuta comenzaba con los masajes empezó a trabajar en mi espalda, me apartaron de mi lista mental de tareas para lograr un estado familiar de relajación que se produce cuando alguien le da un buen masaje a sus músculos.
Preliminary research indicates that cannabidiol may reduce adverse effects of THC, particularly those causing intoxication and sedation, but only at high doses.[22] Safety studies of cannabidiol showed it is well-tolerated, but may cause tiredness, diarrhea, or changes in appetite as common adverse effects.[23] Epidiolex documentation lists sleepiness, insomnia and poor quality sleep, decreased appetite, diarrhea, and fatigue.[2]
The link provides additional information that may be useful or interesting and has no aliation to the promotion, sale and distribution of Medical Marijuana Inc. products. The link does not constitute an endorsement of these organizations by Medical Marijuana Inc. and none should be inferred. Please view our full Terms Of Use Agreement for more information and the terms and conditions governing your use of this site.

Los beneficios del Cannabidiol (CBD) han sido documentados en tiempos previos a la era cristiana, particularmente en India. Los documentos históricos revelan vastos beneficios de esta planta, traducidos a partir de literatura sánscrita, que datan alrededor de 1400 – 2000 AC, aunque su uso terapéutico fue descrito a mayor profundidad en la medicina india Ayurveda. Incluso se encuentran registros de dichas propiedades en la antigua Grecia, hecha por Claudius Galen (131 – 201 DC) y Pedanius Dioscorides (40-90 AD).

En algunas ocasiones se han escuchado casos de productores de aceite del CDB que etiquetaron mal sus productos. De hecho, un estudio[1] estimó que casi el 70% de todos los productos de CBD vendidos en línea están etiquetados de manera incorrecta. Esto es un problema importante ya que, con un etiquetado incorrecto, no podemos saber cuál es el verdadero porcentaje de CBD y esto puede provocar diferentes efectos del aceite, lo que podría también repercutir en los posibles beneficios medicinales y terapéuticos del CBD.


Es de todos sabido que los cannabinoides y particularmente el THC y CBD tienen efecto antiinflamatorio y analgésico, y de ahí su aplicación en todos estos procesos. De otra parte, el sistema osteo-articular tiene escasez de sitios de acción (receptores) para la mayoría de los compuestos, lo que permite explicar la ineficacia de la mayoría de los medicamentos. Sin embargo, ha sido demostrada la presencia de sitios de acción para cannabinoides en las articulaciones, aún cursando procesos degenerativos como la artrosis.
A. We understand that parents are trying to find treatments for their children’s medical conditions. However, the use of untested drugs can have unpredictable and unintended consequences. Caregivers and patients can be confident that FDA-approved drugs have been carefully evaluated for safety, efficacy, and quality, and are monitored by the FDA once they are on the market. The FDA continues to support sound, scientifically-based research into the medicinal uses of drug products containing marijuana or marijuana constituents, and will continue to work with companies interested in bringing safe, effective, and quality products to market.
Although CBD oils aren’t regulated by the FDA, purchasing products stateside from one of the nine states where recreational and medical cannabis use is legal will likely result in a higher-quality product than buying one made with hemp-derived CBD oil imported from abroad, says Martin Lee, director of Project CBD, a nonprofit that promotes medical research into CBD.
Los pacientes con fibromialgia pueden presentar dificultades al concentrarse o al realizar tareas mentales sencillas. Estas dificultades aparecen y desaparecen, en muchos casos en relación al estado de ánimo, al descanso, y a la intensidad del dolor. También los cuadros ansioso depresivos pueden determinar problemas cognitivos que podemos observar en las diferentes fases de la enfermedad, según la estabilidad en la evolución. Es muy variable la presencia de estos problemas en las áreas cognitivas, y dependiendo de la edad del paciente es difícil valorarlos con objetividad.

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

CBD Para El Dolor

×