Las propiedades analgésicas de los cannabinoides se deben básicamente a la presencia de los receptores cannabinoides CB1 (y en menor cantidad  CB2, y TRPV) a nivel del sistema nervioso central y periférico. Un estímulo de dolor llega a través de las vías nerviosas a la médula espinal y desde ahí es transmitido hacía zonas del cerebro relacionadas con el procesamiento del dolor. La activación de receptores cannabinoides presentes tanto en la médula como en el cerebro inhiben la transmisión de estas señales dolorosas. A nivel periférico además de inhibir la transmisión de señales, la activación de CB2 reduce la liberación de mediadores proinflamatorios en el lugar de la lesión.

M. Dolores García, Catedrática del Departamento de Farmacología de la US e investigadora principal de la patente, afirma que hasta ahora "no existe ningún fármaco que haya obtenido resultados positivos para tratar la fibromialgia, la mayoría, como mucho, muestran un efecto moderado”. Sin embargo, gracias a los experimentos realizados en ratones se ha podido demostrar que el tratamiento con aceite de cáñamo combate efectos asociados a esta enfermedad, consiguiendo menos alteraciones psicomotrices y cognitivas e inhibiendo los efectos dañinos de los procesos oxidativos e inflamatorios.


Debido a los diferentes beneficios que aporta el aceite de cáñamo, tanto para la hidratación de la piel o el alivio del dolor entre otros, este se utiliza cada vez con más frecuencia. Un aceite que se extrae directamente de las semillas de la planta cannabis sativa y no de sus hojas, que contiene una elevada cantidad de ácidos grasos esenciales que refuerzan de forma notable tu organismo. Si quieres disfrutar de las ventajas que este aceite aporta a tu salud, conviene apostar por aceites vírgenes y de alta calidad. Entre ellos encontramos el aceite de cáñamo NakedOil Natural Heml H0, extraído de semillas de origen orgánico con un proceso de extracción convencional y sin añadidos, siendo apto para uso externo o interno. También destacamos el aceite Mystic Moments OVHEMPVIRG500, presentado en bote de 500 mililitros, con el que contarás con suficiente sustancia para aplicar sobre la piel, en compresas, masajes, aerosoles o baños.
El porcentaje de personas que presentan dolor crónico músculo esquelético en diferentes localizaciones en la población general se estima en 10-15% según un estudio reciente realizado en diversos países europeos. La mayor parte de estos pacientes presentaban dolor a la palpación en varias zonas del cuerpo. Cuando además del dolor generalizado durante al menos tres meses, una presión moderada en la exploración física desencadena dolor en más de 11 puntos, sobre 18 previamente definidos, además de presentar trastornos del sueño y fatiga, y alteraciones cognitivas, se ha consensuado que el paciente cumple criterios de Fibromialgia. Esto sucedía en el 2,4% de la población española, con un claro predominio en mujeres (4,2% frente al 0,2% en hombres) y un pico de prevalencia entre 40 y 49 años. (Estudio Episer 2016)
El CBD nos brinda un efecto antioxidante, ansiolítico y antidepresivo, y su efecto antiinflamatorio es muy útil en esta enfermedad, en la que encontramos múltiples focos inflamatorios en el sistema músculo esquelético. Este efecto antinflamatorio se potencia con el uso de THC en la mayoría de casos. Su efecto analgésico se ve reforzado también por el uso de THC en diferentes proporciones, siempre priorizando que no aparezca el efecto psicoactivo del THC, que pueda limitar la actividad del paciente. Además, el THC proporcionará un efecto relajante, que mejorará el efecto del CBD, para combatir el insomnio. La dosis nocturna puede ser diferente a las dosis diurnas tanto en cantidad como en proporción THC/CBD, siendo el paciente el que acaba de encontrar la dosis correcta, para inducir el sueño, por ejemplo, o las dosis analgésicas diurnas, en función de la intensidad del dolor y de la correcta tolerancia al tratamiento. Siguiendo siempre los consejos del facultativo, por supuesto. Podemos usar cannabinoides y opiáceos juntos, es una cuestión de dosificación correcta para evitar interacciones.
In fact, the U.S. Food and Drug Administration (FDA) approved Epidiolex (a drug made with a purified form of CBD oil) in June 2018 for the treatment of seizures associated with two rare and severe forms of epilepsy in patients 2 years of age and older. These two epilepsy forms are known as Lennox-Gastaut syndrome and Dravet syndrome. Epidiolex is the first FDA-approved drug that contains a purified drug substance derived from marijuana.
Además, trate de familiarizarse con los términos y condiciones del sitio web, así como con la exención de responsabilidad del producto. Una vez que esté satisfecho con todos estos factores, siga adelante y realice la compra. Se sugiere que, inicialmente, desee seguir adelante con un paquete de seguimiento, ver cómo funciona y luego seguir con el paquete de largo plazo más económico si está satisfecho con los resultados.
El Cáñamo industrial típicamente contiene menos cannabidiol que las variedades de cannabis ricas en CBD, entonces se necesita una gran cantidad de cáñamo industrial para extraer una pequeña cantidad de CBD. Esto aumenta el riesgo de contaminantes, ya que el Cáñamo es un “bioacumulador”, lo cual significa que la planta absorbe naturalmente las toxinas del suelo.
El CDB también puede aumentar la absorción de fármacos citotóxicos en las células malignas. Se observó que la activación del receptor de potencial transitorio, subfamilia vaniloide, tipo 2 (TRPV2) inhibe la proliferación de células de glioblastoma multiforme humano y supera la resistencia a la carmustina quimioterapéutica.[31] En un estudio se observó que la administración simultánea de THC y CBD comparada con monoterapia indujo mayor actividad antiproliferativa en una evaluación in vitro con múltiples líneas celulares humanas de glioblastoma multiforme.[32] En un modelo in vitro, el CDB aumentó la activación de TRPV2 y aumentó la captación de fármacos citotóxicos; lo que produjo apoptosis de las células de glioma sin que se afectaran los astrocitos humanos normales. Esto indica que la administración conjunta de CDB y citotóxicos tal vez aumente la captación del fármaco y potencie la muerte celular de las células de glioma humano. Además, el CDB junto con el THC quizás aumenten la actividad antitumoral de los fármacos quimioterapéuticos clásicos, tales como la temozolomida en algunos modelos murinos de cáncer.[13,33] En un metanálisis de 34 estudios in vitro e in vivo sobre el uso de canabinoides para tratar el glioma se notificó que, en todos los estudios menos en uno, los canabinoides destruyeron las células tumorales de forma selectiva.[34]
Bióloga y curiosa de origen, los recientes años los he dedicado a investigar los efectos medicinales de la marihuana donde encontré mi pasión, dedicándome actualmente a la consultoría y terapia en base al cannabis. Creo que una sociedad con conocimiento es una sociedad empoderada. Mi deseo; ayudar en esta causa acercando el saber cannabico a quien esté interesado.

En el aceite de semilla de cáñamo esta relación es de 3:1, teniendo una concentración adecuada de omega-3. Las sociedades de nutrición de Alemania, Austria y Suiza recomiendan una relación de 4:1 a 5:1, pero teniendo en cuenta que en las dietas en Europa Occidental la relación actual es de en torno a 10:1 (debido al constante aumento en la ingesta de ácidos grasos omega-6 sobre todo por su inclusión en productos de comida elaborada) el uso del aceite de semilla de cáñamo se acerca al nivel recomendado. Esto resulta de gran importancia, ya que relaciones altas de omega-6 respecto a omega-3 promueven la patogénesis de muchas enfermedades, incluyendo las cardiovasculares, autoinmunes y cáncer, mientras que disminuyendo esta relación (omega-6/omega-3), es decir aumentando los omega-3, se obtienen los efectos beneficiosos para la salud.
Mientras el cannabis sigue siendo ilegal en muchas partes del mundo debido a los efectos psicoactivos del THC, el CBD se puede encontrar en extractos de cáñamo industrial. Es bastante fácil de encontrar y normalmente legal, debido a sus niveles de THC prácticamente insignificantes. Todo consumidor debería asegurarse de que el CBD es legal en su país. Pero ya hay muchos países donde se empieza a permitir el consumo de cannabis con fines medicinales, por lo que el mercado se ha llenado de una serie de productos CBD entre los que elegir para aliviar dolores.
And the final nail in industrial hemp’s proverbial coffin: Federal law in the United States prohibits the use of hemp leaves and flowers to make drug products. That said, isolating CBD nullifies these distinctions, rendering its source irrelevant as CBD isolate contains nothing but CBD. In this case, the differences between industrial hemp and whole-plant marijuana are far less significant.
Cannabis made another leap forward in 1964 when Israeli scientist Dr. Raphael Mechoulam identified the structure of delta-9-tetrahydrocannabinol, or THC. This discovery earned him godfather status of modern cannabis. This particular discovery allowed science to understand THC’s nature as a psychoactive compound in cannabis as well as CBD’s non-intoxicating but vastly therapeutic benefits.
Por otro lado, no todos los países o ciudades cuentan con un estatus legal acerca del uso de cannabis, si bien es cierto el cáñamo industrial posee mínimas concentraciones de THC, este suelte ser erróneamente confundido o incluso demonizado por grupos extremistas, ralentizando de esta manera todo el progreso que se podría realizar tanto en investigaciones preclínica como clínicas.
Además, la Academia Europea de Neurología, en el verano de 2017, publicó un estudio que concluyó que el aceite de CBD tenía más efecto que los medicamentos recetados para la disminución del dolor crónico de las migrañas. En este estudio, hubo 121 participantes. Después de un mes, una vasta mayoría del 85% afirmó que tenía menos migrañas mientras participaban en el estudio y estaban usando aceite de CBD. Otro estudio realizado por investigadores en Colorado, descubrió que la marihuana ayuda a aliviar el dolor de las migrañas.

While most supplements have a single recommended dose, CBD is different. The amount of CBD you take depends on your doctor’s recommendations and your own research into how CBD will work for your unique needs. In general, it’s smart to start with a medium dose of CBD. This way, you can increase or decrease the dose as needed. In addition, it’s recommended to start with one half ML (half a dropper) of CBD oil, because you can always take more if needed.
Si desea copiar algo de este texto, vea Derechos de autor y uso de imágenes y contenido sobre instrucciones de derechos de autor y permisos. En caso de reproducción digital permitida, por favor, dé crédito al Instituto Nacional del Cáncer como su creador, y enlace al producto original del NCI usando el título original del producto; por ejemplo, “Cannabis y canabinoides (PDQ®)–Versión para profesionales de salud publicada originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer”.
"Recibir un masaje con aceite de CBD puede ser muy beneficioso para los pacientes que sufren síntomas como dolor localizado, artritis o inflamación y trastornos de la piel como el eccema o la psoriasis", dijo la doctora Tanny Raz, directora de desarrollo de negocios médicos en Apollo Cannabis Clinics, una organización de investigación de cannabis medicinal y centro de tratamiento en Toronto.

En cuanto a los efectos agudos, las respuestas psicológicas más habituales suelen ser la euforia y la relajación. Sin embargo, en ocasiones el efecto puede ser ansiedad, disforia y psicosis/alucinaciones. Otras reacciones agudas potenciales pueden incluir cambios en la percepción de los colores y sonidos, cambios cognitivos tales como deterioro del juicio, reducción de la memoria, desatención y deterioro de la coordinación. Además, mareos posturales, náuseas, hipotensión y cefalea.


Aunque no se conocen al completo todos los beneficios del cannabidiol, hay investigaciones que han demostrado sus beneficios desde un punto de vista clínico. Por ejemplo, los expertos han puesto de manifiesto su relación con el sistema inmune. Así, se ha comprobado que, en algunas líneas celulares del sistema inmune, el CBD tiene la capacidad de inhibir la producción de algunas citoquinas (IL-8, IL-10, TNF-D, IFNJ). Estas comprobaciones relacionan directamente el CBD con efectos beneficiosos en enfermedades inflamatorias/autoinmunes. Así, el CBD tiene propiedades antiinflamatorias, analgésicas, ansiolíticas y antipsicóticas. También hay estudios que han relacionado el cannabidiol con un alivio del dolor crónico o para tratar la epilepsia, mejorar la sintomatología de la esclerosis múltiple, entre otras enfermedades que afectan de manera crónica al paciente..
La relajación y el equilibrio mental son tan importantes como la salud física. Y una manera de alcanzar la paz interior es por medio de los efectos calmantes del aceite de CBD 100% natural. En cuanto a la manera para absorber el aceite de CBD, el e-líquido de CBD es uno de los métodos más eficientes y rápidos que existen. Elije el método correcto para ti :-).
×