Dado que el humo de Cannabis contiene muchos de los mismos componentes que el humo del tabaco, hay preocupaciones válidas acerca de los efectos pulmonares adversos de Cannabis inhalado. En un estudio longitudinal de una población no oncológica, se evaluaron las mediciones repetidas del funcionamiento pulmonar durante más de 20 años en 5115 hombres y mujeres cuyos antecedentes de tabaquismo se conocían.[7] Mientras que la exposición al tabaco se relacionó con un funcionamiento pulmonar disminuido, los investigadores concluyeron que el consumo ocasional y la acumulación baja de Cannabis no se relacionó con efectos adversos sobre el funcionamiento pulmonar (volumen espiratorio forzado en el primer segundo [VEF1] y capacidad vital forzada [CVF]).
exhaustion and pain that kept her on the couch much of the day. The 58-year-old Seattle speech coach didn’t want to take opioid pain-killers, but Tylenol wasn’t helping enough. Roth was intrigued when women in her online chat group enthused about a cannabis-derived oil called cannabidiol (CBD) that they said relieved pain without making them high. So Roth, who hadn’t smoked weed since college but lived in a state where cannabis was legal, walked into a dispensary and bought a CBD tincture. “Within a few hours of placing the drops in my mouth, the malaise and achiness that had plagued me for weeks lifted and became much more manageable,” she says. She took the drops several times a day and in a few weeks was back to her regular life.
“Hay muchísimas personas que sufren fibromialgia, sobre todo mujeres”, explica M. Ángeles Fernández, una de las investigadoras implicadas en este hallazgo, y lamenta que “sin embargo es una enfermedad a la que no se le da excesiva importancia, aun cuando afecta directamente a la vida cotidiana de los pacientes y supone un coste médico muy elevado”.

Cannabinoids are a class of compounds that interact with receptors throughout your body. CBD is just one of dozens of cannabinoids found in cannabis, including tetrahydrocannabinol (THC), which is the one responsible for marijuana’s famous high. Medical cannabis is technically any cannabis product used for medicinal purposes, and these can contain THC or CBD or both, said Nick Jikomes, a neuroscientist at Leafly, a website that provides information about legal cannabis. “A common mistake people make is to think that CBD is ‘the medical cannabinoid’ and THC is ‘the recreational cannabinoid.’” That’s inaccurate, he said, because THC is a potent anti-inflammatory and can be helpful for pain.


La primera vez que el CBD fue aislado de la planta del cannabis fue entre 1930 y 1940 por investigadores de la Universidad de Illinois (EEUU). Sin embargo, no fue hasta la década de los 60 cuando el profesor Rafael Mechoulam logró describir su estructura y composición química. Desde 2013, PubMed, una base de datos estadounidense de investigación médica, ha indexado más de 1.500 estudios sobre el cannabidiol. En este sentido, muchos científicos consideran que el CBD es uno de los cannabinoides más importantes descubiertos hasta la fecha.
Además se demostró que CDB ejerce un efecto quimioprofiláctico en un modelo murino de cáncer de colon.[21] En este sistema experimental, el azoximetano aumentó las lesiones premalignas y malignas en el colon murino. La administración simultánea de azoximetano y CBD protegió a los ratones tratados de la formación de lesiones premalignas y malignas. En experimentos in vitro con líneas celulares de cáncer colorrectal, los investigadores hallaron que CBD protegía el ADN contra el daño oxidativo, aumentaba las concentraciones de endocanabinoides y reducía la proliferación celular. En un estudio posterior, los investigadores encontraron que los antagonistas selectivos de los receptores CB1, pero no de los receptores CB2, contrarrestaron el efecto antiproliferativo de CDB, lo que indica una participación de los receptores CB1.[22]

CBD Oil THC Free

×