El THC tiene muchos beneficios medicinales. Hay muchas ocasiones en las cuales el THC es beneficioso: Trastorno de Estrés Post Traumático (TEPT), dolor neuropático y crónico, insomnio, náuseas, inflamación, artritis, migrañas, cáncer, enfermedad de Crohn, fibromialgia, enfermedad de Alzheimer, esclerosis múltiple, glaucoma, Trastorno por Déficit de Atención (TDAH), apnea del sueño, o pérdida de apetito.
Por sus virtudes, esta planta acompañó al ser humano a lo largo de prácticamente toda su historia. En China se hace referencia a su explotación desde hace unos ocho mil años. En España se cultivó durante varios siglos seguidos con reconocimiento oficial especial, pues servía para la confección de vestidos, velas navales y piezas de barcos, cordajes, papel... Las velas de Cristóbal Colón, la bandera estadounidense y los papeles con que se declaró su independencia fueron confeccionados con fibra de cáñamo.
La planta Cannabis , que también se conoce como marihuana, es originaria de Asia Central, pero en la actualidad se cultiva en todo el mundo. En los Estados Unidos, es una sustancia controlada y se clasifica como sustancia de la lista I (una droga con un potencial adictivo elevado y sin utilidad médica aceptada hoy en día). La planta de Cannabis produce una resina que contiene compuestos psicoactivos llamados canabinoides, además de otros compuestos de origen vegetal, como los terpenos y los flavonoides. La concentración más alta de canabinoides se encuentra en las flores femeninas de la planta.[1] Los ensayos clínicos sobre Cannabis medicinal son limitados. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos no ha aprobado el uso de Cannabis como tratamiento de ninguna afección. Para llevar a cabo una investigación clínica farmacológica en los Estados Unidos, los investigadores deben presentar una solicitud de medicamento nuevo experimental (IND) a la FDA, obtener una autorización de la lista I de la Administración para el Control de Drogas (DEA) de los Estados Unidos y una autorización del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA).
La forma en la que el CBD, y todos los cannibinoides, afectan al cuerpo, es accediendo a los receptores de cannabinoides que tenemos en el cuerpo humano. Los dos receptores principalmente afectados son los llamados "CB1" y "CB2 ". El receptor CB1 se encuentra en la superficie de las células cerebrales, y el receptor CB2 está vinculado al sistema inmunológico.
High-CBD strains tend to deliver very clear-headed, functional effects without the euphoric high associated with high-THC strains. They’re typically preferred by consumers who are extremely sensitive to the side effects of THC (e.g., anxiety, paranoia, dizziness). A high-CBD strain would also be a great choice for someone needing to medicate throughout the day to control pain, inflammation, anxiety, or other chronic conditions.
NIDA provides research-grade marijuana for scientific study. The agency is responsible for overseeing the cultivation of marijuana for medical research and has contracted with the University of Mississippi to grow marijuana for research at a secure facility. Marijuana of varying potencies and compositions is available. DEA also may allow additional growers to register with the DEA to produce and distribute marijuana for research purposes.

La utilidad del cáñamo, junto a otros aceites vegetales, como biocombustible es de gran interés, en especial porque el CO2 liberado de su combustión es el mismo que el consumido por la planta durante su crecimiento, lo que significa polución prácticamente nula y que el propio ciclo es capaz de reabsorber. Los biocombustibles o biodiésel pueden ser usados directamente en un motor diésel, con o sin mezcla de diésel petrolífero.
En clínica humana, los estudios se han centrado fundamentalmente en dolores de tipo neuropático, probablemente por ser uno de los más difíciles de tratar y hacia el que se dirigen la mayoría de nuevos abordajes farmacológicos. Existe una variedad de cannabinoides, los cuales pueden ser considerados buenos fármacos analgésicos en su conjunto, pero con mucha variabilidad individual. La eficacia clínica es difícil de valorar en su conjunto, ya que existen muchos tipos de ligandos, muchos tipos de dolores y muchos tipos de pacientes. No se pueden comparar, por ejemplo, los efectos producidos por el Cánnabis (con sus más de 400 alcaloides, de los cuales 70 son cannabinoides), con los obtenidos por mezclas de tetrahidrocanabinol (THC) y cannabidiol (Sativex, Marinol), o el efecto de agonistas puros. Además, los efectos secundarios reducen la eficacia terapéutica de su uso como fármacos analgésicos, y tampoco pueden descartarse prejuicios sociales (a los que los médicos pueden no ser ajenos) sobre su uso como fármacos.
To be fair, the paucity of data about CBD’s efficacy and safety in part reflects the federal government’s irrational restrictions on cannabis research. Because cannabis is classified as a Schedule 1 drug, you need a license from the Drug Enforcement Administration to research it and, until two years ago, you could use only the cannabis grown at the University of Mississippi.
This peach-hued sea salt soak is the perfect Sunday afternoon bath ritual—and unlike a trendy bath bomb, it won’t turn your tub water a different color. With ingredients like magnesium flakes (stronger than Epsom salts), pink Himalayan salt, arnica, and of course, CBD extract, these crystals provide proactive therapeutic relief while also relaxing your senses with lavender and clary sage essential oils. You can also use them to soak your feet after a long run, just as you would with Epsom salts.
Tagliaferro de Hemp Garden vende gomitas y caramelos con una infusión de CBD. Estos caramelos pueden tener una mayor durabilidad si se mantienen en un lugar fresco y seco, para que no se degraden, además de que son fáciles de llevar en una bolsa o cartera. Otros alimentos horneados, como brownies y galletas, pueden tener una menor durabilidad y deben colocarse en el refrigerador para mantener fresco el aceite de CBD, dice Backes, un experto en ciencia y política del cannabis.
En un modelo in vivo de ratones con inmunodeficiencia combinada grave, se generaron tumores subcutáneos mediante la inoculación de líneas celulares de carcinoma de pulmón de células no pequeñas humano en los ratones.[23] El crecimiento tumoral se inhibió en 60 % de los ratones tratados con THC en comparación con los ratones de control tratados con vehículo. En las muestras tumorales se reveló que THC tuvo efectos antiangiogénicos y antiproliferativos. Sin embargo, la investigación con modelos de tumores murinos inmunocompetentes demostró inmunodepresión y aumento del crecimiento tumoral en ratones tratados con THC.[24,25]
Some manufacturers ship CBD products nationally, an illegal action which the FDA has not enforced in 2018, with CBD remaining the subject of an FDA investigational new drug evaluation, and is not considered legal as a dietary supplement or food ingredient as of December 2018.[69][70] Federal illegality has made it difficult historically to conduct research on CBD.[71] CBD is openly sold in head shops and health food stores in some states where such sales have not been explicitly legalized.[72][73]
El único problema es que la mayoría de esas publicaciones se tratan de investigaciones preclínicas. En otras palabras, las investigaciones se realizan en tubos o en ratones. Los tratamientos que funcionan en los ratones a veces funcionan también en humanos, pero este tipo de investigación es preliminar. Muchas investigaciones preclínicas resultan no funcionar en humanos.
×