Research suggests that CBD may exert some of its pharmacological action through its inhibition of fatty acid amide hydrolase (FAAH), which may in turn increase the levels of endocannabinoids, such as anandamide, produced by the body.[6] It has also been speculated that some of the metabolites of CBD have pharmacological effects that contribute to the biological activity of CBD.[39]
En un estudio cruzado de doble ciego realizado por Wilsey B., se observó la reacción de treinta y ocho pacientes con dolor neuropático central y periférico que se sometieron a tratamiento con cannabis. Aquí se pudo comprobar que sí hubo una respuesta analgésica sobre estos pacientes, además los efectos psicoactivos fueron mínimos y bien tolerados.[1]
La planta Cannabis , que también se conoce como marihuana, es originaria de Asia Central, pero en la actualidad se cultiva en todo el mundo. En los Estados Unidos, es una sustancia controlada y se clasifica como sustancia de la lista I (una droga con un potencial adictivo elevado y sin utilidad médica aceptada hoy en día). La planta de Cannabis produce una resina que contiene compuestos psicoactivos llamados canabinoides, además de otros compuestos de origen vegetal, como los terpenos y los flavonoides. La concentración más alta de canabinoides se encuentra en las flores femeninas de la planta.[1] Los ensayos clínicos sobre Cannabis medicinal son limitados. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos no ha aprobado el uso de Cannabis como tratamiento de ninguna afección. Para llevar a cabo una investigación clínica farmacológica en los Estados Unidos, los investigadores deben presentar una solicitud de medicamento nuevo experimental (IND) a la FDA, obtener una autorización de la lista I de la Administración para el Control de Drogas (DEA) de los Estados Unidos y una autorización del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA).
Tiene un alto contenido en terpenoides, moléculas volátiles muy relacionadas con el olor que tienen. En el cannabis encontramos el beta-cariofileno y mirceno. El mirceno ayuda a la relajación, a mejorar el estado de ánimo y ha activarse. Tiene acciones antidepresivas y antiinflamatorias. Los endocannabinoides son esenciales de nuevo en el estado de ánimo. El sistema de endocannabinoides regula la producción de neurotransmisores, sobre todo durante la depresión y ansiedad.
Pros: El CBD inhalado tiende a ingresar al torrente sanguíneo más rápido que otras formas, en tan solo 30 segundos o menos, según Mitch Earleywine, PhD, profesor de psicología de la Universidad Estatal de New York, Albany, y asesor del grupo de defensa de la marihuana NORML. También es el autor de "Understanding Marijuana" (Oxford University Press). La acción rápida significa que debe afectar al cuerpo en poco tiempo, lo que podría ser especialmente útil para aliviar de inmediato el dolor o la ansiedad, por ejemplo.

Cannabis Sativa es el nombre científico para la marihuana. Hay cada vez más y más personas alrededor del mundo usando productos a base de cannabis para el alivio de dolores crónicos, e inclusive hay investigaciones que demuestran que es muy efectivo. Si bien se le conoce principalmente como una droga recreacional, su uso terapéutico trabaja para tratar una serie de condiciones como la migraña, el glaucoma, la epilepsia, y hasta el cáncer, entre muchas más.
Se afirma que el compromiso de un padre ante un hijo es para toda la vida, sea biológico o no. Se aborda la disfunción de pareja y la responsabilidad de los padres ante los hijos. El análisis de hoy se centra en varios aspectos como el que la persona tras el divorcio no debe perder de vista a los hijos, el primer punto que debe contemplar es que el hijo no se le muera, debe evitar que se muera, se recomienda que, aunque los padres estén muy enojados entre sí no deben limitar la convivencia con el otro progenitor. Se enfatiza que en una relación de pareja disfuncional se requiere tener templanza para no agravar el clima familiar y se debe establecer un buen manejo de límites que den orden y respeto.
Relajación muscular: el CBD provoca un alivio del dolor en músculos y articulaciones. Una de las maneras más eficaces de aliviar dolores crónicos es el ejercicio de los músculos, pero ésto a veces es imposible cuando el dolor es tal que impide este movimiento. Ya que los músculos comienzan a relajarse después de administrarse la dosis de CBD, será más fácil y fluido moverse.
En algunas ocasiones se han escuchado casos de productores de aceite del CDB que etiquetaron mal sus productos. De hecho, un estudio[1] estimó que casi el 70% de todos los productos de CBD vendidos en línea están etiquetados de manera incorrecta. Esto es un problema importante ya que, con un etiquetado incorrecto, no podemos saber cuál es el verdadero porcentaje de CBD y esto puede provocar diferentes efectos del aceite, lo que podría también repercutir en los posibles beneficios medicinales y terapéuticos del CBD.
Hoy en día, encontrará las semillas de cáñamo (sin cáscara) con su sabor almendroso y sus aceites procesado en panes, galletas y pasteles, en licuados, o en platillos de quinoa y pasta, hamburguesas, pizzas, salteados de verduras, sopas, ensaladas, cereales, yogurt, botanas, y aderezos. El del cáñamo es un mercado con un creciente número de especialidades, dado al creciente entendimiento de los beneficios nutrimentales de este alimento.
En la planta del cannabis se han identificado más de 100 cannabinoides, es decir, compuestos químicos que se encuentran de forma natural en dicha planta. Uno de los más abundantes es el cannabidiol (CBD), que puede llegar a representar hasta el 45% del extracto de la planta. Muchas de las cepas de Cannabis Sativa dan lugar al CBD o cannabidiol pero lo hacen en pequeñas cantidades. De hecho, solo ciertas ramas de la planta contienen la concentración suficiente de CBD para extraerlo de una forma útil.
Las investigaciones científicas señalan las muchas ventajas para la salud del CBD (cannabidiol), un componente de la marihuana cultivada con fines medicinales. El cannabidiol o CBD no tiene los efectos psicoactivos que tiene el THC, que es otro cannabinoide presente en la marihuana y que se consume con fines recreativos. Los efectos beneficiosos del cannabis medicinal con contenido de CBD han sido probados en el tratamiento de pacientes con enfermedades graves.

Científicos del grupo Plantas Medicinales de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Sevilla (US) han descubierto que la administración de aceite de cáñamo a ratones con fibromialgia origina una recuperación de sus capacidades cognitivas, una disminución de la percepción dolorosa y una normalización de su tono muscular hasta niveles comparables a los ratones utilizados como controles, es decir, ratones que no padecen fibromialgia.


Cuando se ingiere Cannabis por vía oral, hay una biodisponibilidad oral variable baja (6–20 %).[1,2] Las concentraciones plasmáticas máximas de Δ-9-tetrahidrocanabinol (THC) se producen después de 1 a 6 horas y se mantienen elevadas con una semivida terminal de 20 a 30 horas. Cuando se ingiere por vía oral, el Δ-9-THC se metaboliza primero en el hígado a 11-OH-THC, un metabolito psicoactivo potente. Los canabinoides inhalados se absorben rápido en el torrente sanguíneo con una concentración máxima en 2 a 10 minutos, que disminuye pronto durante un período de 30 minutos y generan menos metabolitos 11-OH psicoactivos.
Success stories like Oliver’s are everywhere, but there’s not a lot of data to back up those results. That’s because CBD comes from cannabis and, like nearly all other parts of the plant, is categorized by the Drug Enforcement Agency (DEA) as a Schedule 1 drug—the most restrictive classification. (Others on that list: heroin, Ecstasy, and peyote.) This classification, which cannabis advocates have tried for years to change, keeps cannabis-derived products, including CBD, from being properly studied in the U.S.
En un estudio de casos y controles poblacional de 611 pacientes con cáncer de pulmón, se reveló que la exposición crónica baja a Cannabis no se relacionó con un aumento de riesgo de cáncer de pulmón u otros cánceres del tracto aerodigestivo superior, y no se encontraron relaciones directas con ningún tipo de cáncer (oral, de faringe, de laringe, de pulmón o de esófago) al ajustar por factores de confusión como el consumo de cigarrillos.[10]
In September 2018, following its approval by the FDA for rare types of childhood epilepsy,[13] Epidiolex was rescheduled (by the Drug Enforcement Administration) as a Schedule V drug to allow for its prescription use.[14] This change applies only to FDA-approved products containing no more than 0.1 percent THC.[14] This allows GW Pharmaceuticals to sell Epidiolex, but it does not apply broadly and all other CBD-containing products remain Schedule I drugs.[14] Epidiolex still requires rescheduling in some states before it can be prescribed in those states.[64][65]

Hay evidencia de que el aceite de CBD puede tratar ciertos tipos de epilepsia. Epidiolex, un aceite CBD purificado fabricado en Reino Unido, redujo las convulsiones por un 40% en pruebas de niños con el síndrome de Dravet y el síndrome de Lennox-Gastaut. Algunos de los niños no respondieron a la droga, sin embargo. Es prometedora, pero no es una cura milagrosa.
Con esta nueva actitud hacia el cannabis, aparecen nuevas investigaciones, productos y posibilidades. Los productos hechos con cáñamo (como los aceites) son cada vez más populares, por sus beneficios para la salud. Sin embargo, el aceite de cáñamo por si solo no tiene propiedades medicinales. Hay una confusión en la que el consumidor piensa que el aceite de cáñamo y el aceite de CBD son lo mismo.
Además se demostró que CDB ejerce un efecto quimioprofiláctico en un modelo murino de cáncer de colon.[21] En este sistema experimental, el azoximetano aumentó las lesiones premalignas y malignas en el colon murino. La administración simultánea de azoximetano y CBD protegió a los ratones tratados de la formación de lesiones premalignas y malignas. En experimentos in vitro con líneas celulares de cáncer colorrectal, los investigadores hallaron que CBD protegía el ADN contra el daño oxidativo, aumentaba las concentraciones de endocanabinoides y reducía la proliferación celular. En un estudio posterior, los investigadores encontraron que los antagonistas selectivos de los receptores CB1, pero no de los receptores CB2, contrarrestaron el efecto antiproliferativo de CDB, lo que indica una participación de los receptores CB1.[22]

CBD Oil THC Free

×