El vaporizar, de manera similar a cualquier otra cosa que se vaporiza, puede ser una causa de irritación pulmonar, provocando tos. Por lo tanto, no se recomienda el uso de vapor si se padece de alguna enfermedad pulmonar. Si nunca se ha tenido problemas en los pulmones, lo más probable es que sea muy seguro. Sin embargo, consulta con tu médico antes de tomar la decisión de vaporizar y de usar cantidades particulares de aceite de CBD.
Food and beverage products containing CBD were introduced in the United States in 2017.[52] Similar to energy drinks and protein bars which may contain vitamin or herbal additives, food and beverage items can be infused with CBD as an alternative means of ingesting the substance.[53] In the United States, numerous products are marketed as containing CBD, but in reality contain little or none.[54] Some companies marketing CBD-infused food products with claims that are similar to the effects of prescription drugs have received warning letters from the Food and Drug Administration for making unsubstantiated health claims.[55]
Se realizó un análisis de 84 170 participantes en el California Men’s Health Study para investigar la relación entre el consumo de Cannabis y la incidencia de cáncer de vejiga. Durante los 16 años de seguimiento, 89 usuarios de Cannabis (0,3 %) presentaron cáncer de vejiga en comparación con 190 (0,4 %) de los hombres que notificaron que no consumían Cannabis (P <0,001). Después del ajuste por edad, raza, origen étnico e índice de masa corporal, el consumo de Cannabis se relacionó con una reducción de 45 % en la incidencia de cáncer de vejiga (cociente de riesgos instantáneos, 0,55; intervalo de confianza 95 %, 0,33–1,00).[19]
El principal componente psicoactivo de Cannabis se identificó como Δ-9-tetrahidrocanabinol (THC). En 1986, un isómero del Δ-9-THC sintético presente en el aceite de sésamo se autorizó y aprobó para el tratamiento de las náuseas y los vómitos causados por la quimioterapia con el nombre genérico dronabinol. En ensayos clínicos, se determinó que el dronabinol era tan eficaz o mejor que los otros antieméticos disponibles en ese momento.[8] Al final de la década de 1980, el dronabinol también se estudió por su capacidad de estimular el aumento de peso en pacientes de SIDA. En consecuencia, en 1992 se expandieron las indicaciones para incluir el tratamiento de la anorexia relacionada con la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana. En los resultados de ensayos clínicos no se observó aumento de peso estadísticamente significativo, aunque los pacientes informaron una mejoría del apetito.[9,10] Otro canabinoide importante presente en Cannabis es el CBD.[11] Este es un canabinoide sin efectos psicoactivos que es análogo del THC.
There are thousands of unique varieties of hemp. The cultivars used for CBD oil contain significantly higher concentrations of CBD than others. Using these uniquely potent plants, it is possible to extract cannabis oil that contains significant levels of cannabidiol, as well as essential vitamins, minerals, fatty acids, terpenes, flavonoids, and other non-psychoactive cannabinoids.
La harina de semillas de cáñamo es una fuente excelente de proteínas fácilmente digerible. En la figura 2 se compara el perfil de aminoácidos de la proteína total en semillas de cáñamo, soja y huevo. Las concentraciones de proteínas varían entre la semilla de cáñamo entera (25%), las semillas de cáñamo descascarilladas (45%), la soja (32%) y el huevo (11%). La figura 1 ilustra los valores individuales de los aminoácidos por 100 g de proteína para proporcionar una comparación directa entre estos productos.
El cáñamo es justo lo opuesto, siendo típicamente alto en CBD y bajo en THC, lo que significa que no va a hacer que nadie se ponga mariguano. De hecho, estudios clínicos demuestran que el CBD bloquea los efectos del THC en el sistema nervioso. Ambos el THC y el CBD contienen cannabinoides, pero es la cantidad la que tiene que ser examinada, porque el CBD es actualmente una sustancia controlada Schedule 1. Eso significa que en el presente, no existe ningún protocolo medicinal permisible en EUA.
Strasser F, Luftner D, Possinger K, et al.: Comparison of orally administered cannabis extract and delta-9-tetrahydrocannabinol in treating patients with cancer-related anorexia-cachexia syndrome: a multicenter, phase III, randomized, double-blind, placebo-controlled clinical trial from the Cannabis-In-Cachexia-Study-Group. J Clin Oncol 24 (21): 3394-400, 2006. [PUBMED Abstract]
Hasta un 90 % de los pacientes sometidos a hemodiálisis presentan prurito cutáneo. Los riñones eliminan los desechos de la sangre. Cuando los riñones no funcionan bien, los desechos van acumulándose en la sangre y pueden ocasionar fuerte picor. La sensación es muy desagradable, y muchas personas con insuficiencia renal coincidirán conmigo que es como si el picor te llegara al mismo hueso. Algunas personas utilizan un cepillo para aliviarse. Hay quien hasta llega a hacerse sangre de tanto rascarse.
Muchos productores de CBD hacen afirmaciones escandalosas sobre los efectos sus aceites. Es una gran técnica de marketing hablar del aceite de CBD como una “cura milagrosa” ya que atrae a los clientes que buscan una cura. No hay evidencia científica de que el CBD cure ninguna enfermedad, pero la mayoría de las investigaciones realizadas hasta ahora demuestran que tiene el potencial de remediar los síntomas de muchas enfermedades y mejorar la calidad de vida de los pacientes. Cualquier producto que afirme que el CBD es la cura a una enfermedad está empleando publicidad falsa.  Así que no te lo creas.

Tal vez la mayor innovación con respecto a la aplicación del CBD es la introducción de lociones que alivian el dolor. Aunque no estoy preparado para explicar la razón detrás de ello. Sólo soy periodista. Pero, de acuerdo con un estudio del Journal of Pain Research, el CBD es un efectivo analgésico. La ciencia es desconcertante y sublime. Así, Lord Jones, proveedores de esos caramelos de hierba con envoltura elegante, ha entrado en el mercado del cuidado del cuerpo con una loción de CDB. Y te lo enviarán a cualquier lugar, pese a que tu país no esté de acuerdo con el uso de marihuana (el CDB es legal en todos lados). La aplicación de esta crema infunde la sensación de un baño caliente, aunque sin la necesidad de mojarse.


Mientras el cannabis sigue siendo ilegal en muchas partes del mundo debido a los efectos psicoactivos del THC, el CBD se puede encontrar en extractos de cáñamo industrial. Es bastante fácil de encontrar y normalmente legal, debido a sus niveles de THC prácticamente insignificantes. Todo consumidor debería asegurarse de que el CBD es legal en su país. Pero ya hay muchos países donde se empieza a permitir el consumo de cannabis con fines medicinales, por lo que el mercado se ha llenado de una serie de productos CBD entre los que elegir para aliviar dolores.


Hay evidencia de que el aceite de CBD puede tratar ciertos tipos de epilepsia. Epidiolex, un aceite CBD purificado fabricado en Reino Unido, redujo las convulsiones por un 40% en pruebas de niños con el síndrome de Dravet y el síndrome de Lennox-Gastaut. Algunos de los niños no respondieron a la droga, sin embargo. Es prometedora, pero no es una cura milagrosa.
Anti-inflamatorio: una de las principales propiedades terapéuticas del CBD es como anti-inflamatoior natural y sin efectos secundarios adversos. La inflamación de los músculos puede causar dolor y, con el tiempo, puede resultar en daño mayores en los tejidos o incluso dolores crónicos. El uso de analgésicos recetados para aliviar estos dolores a base de compuestos químicos, a largo plazo pueden tener efectos secundarios sobre el hígado, riñón y estómago.

La dosificación recomendada también puede diferir dependiendo de los niveles de concentración de CBD y THC presentes en el producto. Además, algunas personas pueden ser alérgicas a ciertos ingredientes utilizados en el producto, incluso si son naturales. Por lo tanto, si tiene dudas, siempre es una buena idea consultar a su médico antes de consumir el producto.

×