Otro grupo en Israel postuló que los efectos antiinflamatorios e inmunodepresores del CBD podrían convertirlo en un fármaco complementario valioso para tratar a pacientes con enfermedad de injerto contra huésped (EICH) aguda que se sometieron a trasplante alogénico de células madre hematopoyéticas. Los autores investigaron la adición de 300 mg/d de CBD a la profilaxis estándar para la EICH en 48 pacientes adultos sometidos a trasplantes, en su mayoría debido a leucemia aguda o síndrome mielodisplásico (NCT01385124 y NCT01596075).[24] La combinación del CBD con la profilaxis estándar para la EICH fue inocua. En comparación con 101 controles históricos que se trataron con la profilaxis estándar, los pacientes que recibieron CBD presentaron una incidencia más baja de EICH de grado II a grado IV, lo cual indica la necesidad de realizar un ensayo controlado aleatorizado (ECA).
El CBD es una abreviatura de cannabidiol, uno de los muchos cannabinoides que contiene la planta Cannabis Sativa. Esta se lleva utilizando desde hace un tiempo para la aplicación medicinal después de que los estudios científicos revelasen unas propiedades curativas dignas de aprovechar. Con la expansión de su uso y la legalización en varios países, cada vez resulta mayor su importancia para la salud humana.
El proceso de prensado en frío para la extracción de aceite comienza con la elección de las semillas (por ejemplo, de girasol, lino, cáñamo, colza o sésamo, entre otros). Con el prensado en frío se obtiene menos aceite que con otros métodos, por eso es un proceso que solo usan pequeñas empresas especializadas. Los grandes fabricantes de aceite vegetal suelen usar disolventes y prensas de gran presión y velocidad, por lo que producen mucho más pero también generan más calor, oscureciendo el aceite y disminuyendo su aroma y su valor nutritivo.
Bióloga y curiosa de origen, los recientes años los he dedicado a investigar los efectos medicinales de la marihuana donde encontré mi pasión, dedicándome actualmente a la consultoría y terapia en base al cannabis. Creo que una sociedad con conocimiento es una sociedad empoderada. Mi deseo; ayudar en esta causa acercando el saber cannabico a quien esté interesado.
Así que si quieres utilizar el aceite CBD para tu propio dolor, ansiedad o afecciones inflamatorias (como el artritis), es lo equivalente a un gran esfuerzo de fe. Estás confiando en que lo que funcionó en los ratones funcionará en tu cuerpo humano. Quizá tu amigo lo ha probado y cree que funciona. Es posible que experimentes lo mismo, pero también es posible que no funcione.
Además se demostró que CDB ejerce un efecto quimioprofiláctico en un modelo murino de cáncer de colon.[21] En este sistema experimental, el azoximetano aumentó las lesiones premalignas y malignas en el colon murino. La administración simultánea de azoximetano y CBD protegió a los ratones tratados de la formación de lesiones premalignas y malignas. En experimentos in vitro con líneas celulares de cáncer colorrectal, los investigadores hallaron que CBD protegía el ADN contra el daño oxidativo, aumentaba las concentraciones de endocanabinoides y reducía la proliferación celular. En un estudio posterior, los investigadores encontraron que los antagonistas selectivos de los receptores CB1, pero no de los receptores CB2, contrarrestaron el efecto antiproliferativo de CDB, lo que indica una participación de los receptores CB1.[22]

CBD Oil THC Free

×