Cannabis consumers have long prized potency (a high THC content) as one of the main factors that makes a particular strain more desirable. Though traditional demand for THC has caused an oversaturation of high-potency products, many consumers are starting to prefer less intense products that are lower in THC and higher in the non-intoxicating compound called cannabidiol (CBD).
I will add, we live in a generation that we what things done now, we’ll when it comes to health it dose not work like that, it take time for your body to react to what you are giving your body, like supplements, people expect supplements to work right away, how do we want this to happen if for so manny years we been abusing our bodies. THE SAME I SAY WHEN IT COMES WITHT THIS OIL, it take time for the skin to react to what you are putting on the skin.
El CBD nos brinda un efecto antioxidante, ansiolítico y antidepresivo, y su efecto antiinflamatorio es muy útil en esta enfermedad, en la que encontramos múltiples focos inflamatorios en el sistema músculo esquelético. Este efecto antinflamatorio se potencia con el uso de THC en la mayoría de casos. Su efecto analgésico se ve reforzado también por el uso de THC en diferentes proporciones, siempre priorizando que no aparezca el efecto psicoactivo del THC, que pueda limitar la actividad del paciente. Además, el THC proporcionará un efecto relajante, que mejorará el efecto del CBD, para combatir el insomnio. La dosis nocturna puede ser diferente a las dosis diurnas tanto en cantidad como en proporción THC/CBD, siendo el paciente el que acaba de encontrar la dosis correcta, para inducir el sueño, por ejemplo, o las dosis analgésicas diurnas, en función de la intensidad del dolor y de la correcta tolerancia al tratamiento. Siguiendo siempre los consejos del facultativo, por supuesto. Podemos usar cannabinoides y opiáceos juntos, es una cuestión de dosificación correcta para evitar interacciones.
Además se demostró que CDB ejerce un efecto quimioprofiláctico en un modelo murino de cáncer de colon.[21] En este sistema experimental, el azoximetano aumentó las lesiones premalignas y malignas en el colon murino. La administración simultánea de azoximetano y CBD protegió a los ratones tratados de la formación de lesiones premalignas y malignas. En experimentos in vitro con líneas celulares de cáncer colorrectal, los investigadores hallaron que CBD protegía el ADN contra el daño oxidativo, aumentaba las concentraciones de endocanabinoides y reducía la proliferación celular. En un estudio posterior, los investigadores encontraron que los antagonistas selectivos de los receptores CB1, pero no de los receptores CB2, contrarrestaron el efecto antiproliferativo de CDB, lo que indica una participación de los receptores CB1.[22]

CBD Oil THC Free

×