En noviembre de 2017 se buscaron los ensayos clínicos que utilizaron productos de cannabis para tratar afecciones con dolor neuropático crónico en pacientes adultos. Se encontraron 16 estudios con 1750 pacientes. Los estudios duraron de dos a 26 semanas. Los estudios compararon diferentes fármacos con cannabis. Diez estudios compararon un aerosol para la mucosa oral (boca) con una combinación de tetrahidrocannabinol (THC), el principal constituyente psicoactivo del cannabis, y cannabidiol (CBD), un principio activo antiinflamatorio del cannabis, obtenidos de la planta, versus una medicación falsa (placebo). Dos estudios compararon hierba de cannabis inhalada y THC obtenido de la planta de cannabis con placebo, y un estudio comparó un cannabinoide sintético que simulaba los efectos del THC (nabilona) con placebo. Un estudio comparó nabilona con un analgésico (dihidrocodeína).
Un estudio realizado en el año 2015 reveló que el CBD cuando se usa en combinación con morfina puede contrarrestar diversos dolores crónicos y condiciones de dolor agudas a largo plazo. Aparte de eso, el CBD también puede disminuir el comportamiento psico-activo causado en los humanos debido al THC o la morfina que se usan en su combinación para tratar el dolor.
Además, tiene propiedades antioxidantes y es rico en ácidos grasos omega 3 y 6.Un producto —aceite, extracto, tintura, comestible— elaborado con la planta completa de cannabis y no sólo con CBD sintético o natural, siempre será mejor debido al efecto sinérgico de todos los componentes del cannabis, incluyendo los terpenos y los flavonoides, que actúan en efecto séquito. Hay padecimientos, como el cáncer, para los cuales el THC es mucho más efectivo. Sin embargo, el CBD por sí mismo puede ser una gran ayuda en varios casos, y ya podemos encontrarlo en una gran diversidad de productos que lo contienen, solo o acompañado de THC y otros cannabinoides.

Cutting-edge science has shown that the endocannabinoid system is dysregulated in nearly all pathological conditions. Thus, it stands to reason that “modulating endocannabinoid system activity may have therapeutic potential in almost all diseases affecting humans,” as Pal Pacher and George Kunos, scientists with the U.S. National Institutes of Health (NIH), suggested in a 2014 publication.


CBD’s action within the brain and body is quite complicated. To date, scientists have discovered more than a dozen different mechanisms of action, or ways that CBD affect us. It’s very likely that the beneficial effects of CBD are a result of the total of its activation of all of these biological pathways, not a single one in particular. Much more research is needed to fully understand the mechanisms by which CBD relieves ailments such as anxiety and seizures.
La quimioterapia es un tipo de tratamiento que detiene o ralentiza el crecimiento de las células cancerosas. Si bien se ha demostrado que es eficaz para matar las células cancerosas que se están dividiendo rápidamente, en muchos casos también puede causar efectos secundarios debilitantes, como dolor nervioso o neuropatía. En algunos casos, el dolor causado por la quimioterapia puede ser tan extremo que el tratamiento debe detenerse.
Al buscar la cepa ideal para ti, ten en cuenta que todos somos diferentes. Algunos consumidores de cannabis con fines terapéuticos consideran que las variedades de cannabis ricas en THC les benefician, ya que el colocón producido les ayuda a dejar de lado los síntomas dolorosos. Otros prefieren cepas con un contenido mínimo o nulo de THC, ideales para consumir durante el día. Y algunos consumidores afirman que les va mejor con las cepas de marihuana que contienen CBD y THC. Esto está respaldado por una teoría conocida como el "efecto séquito". Si eres consumidor de marihuana con fines medicinales, pero aún no has encontrado la cepa rica en CBD ideal para ti, es recomendable que pruebes varias opciones primero, para ver cómo respondes.
“ El cáñamo es de alta calidad nutrimental porque contiene altas cantidades de ácidos grasos insaturados… ácido Linoleico y ácido alfa- linoleico son los únicos ácidos grasos que tienen que ser ingeridos y que son considerados esenciales para la salud humana… En contraste a ácidos grasos saturados y de cadena más corta, estos ácidos grasos esenciales no sirven como fuentes de energía, pero como materia cruda para estructuras celulares y como precursores de la biosíntesis para muchos de los reguladores bioquímicos del cuerpo…”
Cooper recently got funding from the National Institutes of Health for a study looking at cannabinoids — including CBD in isolation — as a substitute for opioids, and numerous other clinical trials of CBD are underway. It will be several years before results are available, but these studies should help clarify both what benefits the substance may provide and any side effects it may come with. Most of the adverse effects so far associated with cannabis, such as impairments in short-term memory, coordination and judgment,2 come from products that contain THC as well as CBD, Cooper said, but we need to do more studies to find out for sure whether CBD has fewer risks. Studies are also needed to identify the best way to administer and dose CBD. “I get emails from people asking me what dose of CBD to use, and the truth is, we really don’t know,” Cooper said.
Investigadores de la Asociación Británica de Epilepsia han publicado un artículo en 2012 en el que mencionan que el cannabidiol puede inducir efectos anti-convulsivos que a su vez pueden ayudar a reducir las convulsiones epilépticas en humanos. El fabricante  ha utilizado este estudio al formular el producto para que pueda tratar tales condiciones de manera eficiente.
CBD was first discovered in 1940 by Roger Adams, a prominent organic chemist at the University of Illinois. Shortly thereafter, other scientists began testing isolated cannabinoids on lab animals; notably, Walter S. Loewe ran trials on mice and rabbits with the cannabinoids THC, CBD and CBN. He found that CBD produced no observable effects in the animals’ behavior while THC caused, what he called, a “central excitant action” in rabbits. Despite science’s movement forward, scientists were completely unaware of the cannabinoids’ chemical structure, so no one could tell which specific compound resulted in which effect.
Esta encuesta – una colaboración entre Care By Design y Project CBD – buscó la respuesta a varias preguntas: ¿Qué tan satisfechos están los pacientes con el Cannabis como analgésico?¿Cómo se compara la marihuana medicinal con otros enfoques de manejo del dolor, en particular, con opiáceos? ¿Cómo se comparan las terapias de manejo del dolor más comunes en términos de su impacto en la calidad de vida?
En un estudio en ratones y ratas, se indicó que los canabinoides quizás tengan un efecto protector contra la formación de ciertos tipos de tumores.[3] Durante los 2 años del estudio, los grupos de ratones y ratas recibieron distintas dosis de THC mediante administración por sonda. En los ratones, se observó una disminución relacionada con la dosis de la incidencia de tumores de adenoma hepático y carcinoma hepatocelular (CHC). También se observó en las ratas disminución de la incidencia de tumores benignos (pólipos y adenomas) en otros órganos (glándula mamaria, útero, hipófisis, testículos y páncreas). En otro estudio, se encontró que Δ-9-THC, Δ-8-THC y canabinol inhiben la proliferación in vitro e in vivo de las células de Lewis en el adenocarcinoma de pulmón.[4] Además, se ha observado que otros tumores son sensibles a la inhibición del crecimiento inducido por un canabinoide.[5-8]
Ingredientes: Water, *Aloe Barbadensis Leaf Juice, *Cannabis sativa seed oil, *Butyrospermum parkii butter, Prunus Amygdalus Dulcis Oil, Glycerin, Cetearyl Alcohol, Olea europea fruit oil, Cannabis sativa flower extract , Benzyl Alcohol, Glyceryl Caprylate, Glyceryl Undecylenate, Tocopheryl acetate, Xanthan gum, Potassium Sorbate, Sodium Benzoate, Cetearyl Glucoside, *Lavandula Angustifolia Oil, **Limonene, **Linalool, **Geraniol.
That leaves those touting CBD’s effectiveness pointing primarily to research in mice and petri dishes. There, CBD (sometimes combined with small amounts of THC) has shown promise for helping pain, neurological conditions like anxiety and PTSD, and the immune system—and therefore potentially arthritis, diabetes, multiple sclerosis, cancer, and more.

Aunque el CBD se considera generalmente seguro, algunas personas pueden experimentar algunos efectos secundarios. Los efectos secundarios incluyen náuseas, diarrea, somnolencia, cambio de apetito y sequedad de boca. Sin embargo, los síntomas son raros y no tan graves como los causados por los medicamentos convencionales utilizados para tratar las migrañas.


Es bueno que sepas: También puedes consumir CBD en forma de píldoras. Al igual que consumir el CBD en un alimento, las píldoras pueden tardar más de 30 minutos en ser digeridas antes de que experimentes un efecto, dice Earleywine. Sin embargo, un beneficio es que la dosis de CBD por píldora debería ser más clara en la etiqueta del envase que en otras formas. Y para las afecciones crónicas como la fibromialgia, en las que quizá necesites mantener niveles constantes de CBD en tu cuerpo, las píldoras pueden ser una solución más sencilla.
hola! ando en busca de aceite de cannabis, mi padre se encuentra con cancer de estomago y he escuchado y leido que este aceite funciona. que se recomienda mas para el caso de cancer? mas THC o CBD? he encontrado este producto (adjunto link) que supuestamente tiene 22%de CBD, pero no THC. si pudieran orientarme un poco al respecto. muchas gracias de antemano.
Uno de los métodos más rápidos para sentir los efectos del CBD es vaporizándolo. Esto es altamente sugerido, especialmente si padeces de una migraña muy fuerte, porque inhalar al inhalar CBD este llega al torrente sanguíneo, teniendo así un efecto mucho más rápido. Sin embargo, si estás usando CBD por primera vez, trata de tomarlo oralmente poniendo unas cuantas gotas debajo de la lengua.
Cannabidiol has been found to act as an antagonist of GPR55, a G protein-coupled receptor and putative cannabinoid receptor that is expressed in the caudate nucleus and putamen in the brain.[31] It has also been found to act as an inverse agonist of GPR3, GPR6, and GPR12.[12] Although currently classified as orphan receptors, these receptors are most closely related phylogenetically to the cannabinoid receptors.[12] In addition to orphan receptors, CBD has been shown to act as a serotonin 5-HT1A receptor partial agonist,[32] and this action may be involved in its antidepressant,[33][34] anxiolytic,[34][35] and neuroprotective effects.[36][37] It is an allosteric modulator of the μ- and δ-opioid receptors as well.[38] The pharmacological effects of CBD have additionally been attributed to PPARγ agonism and intracellular calcium release.[6]
El cuerpo humano posee, en la superficie de muchos tipos de células de nuestro organismo, sitios específicos donde se acoplan estos  principios activos de la planta, los fitocannabinoides. Los más comunes, y de cuales se tiene mayor información son el THC, el CBD, CBG, CBN y algunos más. Los receptores de estos cannabinoides son denominados CB1 y CB2, encontrándose distribuidos por todo el cuerpo.El cuerpo humano también produce moléculas similares a las de la planta de cannabis, llamados endocannabinoides (endo=adentro). 
Hay varias investigaciones en curso sobre las múltiples propiedades medicinales del CBD. Existen una serie de trastornos del cuerpo, cuyos síntomas son aliviados por el CBD. En el año 2003, el Departamento de Salud y Servicios Humanos del gobierno federal de los EE.UU. permitió que un paciente fuera tratado por varios trastornos inflamatorios y neurodegenerativos. La FDA ha aprobado recientemente el uso del CBD en pruebas médicas. Estas pruebas se utilizan para ayudar a niños que sufren de una rara forma de epilepsia. Aún así, las leyes federales prohíben cualquier afirmación relacionada con la eficacia del CBD. Los productos de CBD que se vende en internet, están clasificados como productos para el cuidado personal o suplementos naturales. Se sigue investigando de manera constante y arrojando más luz sobre los aceites de CBD.

Consuming hemp seeds is absolutely safe and there are no known side effects of consuming them. However, you should always remember that excess of anything is bad, so make sure that you consume just enough so as to give you a healthy body. Hope, after reading all the hemp seeds health benefits, you would take good care of your health and start consuming hemp seeds even if you don't like them.
Cannabis Sativa es el nombre científico para la marihuana. Hay cada vez más y más personas alrededor del mundo usando productos a base de cannabis para el alivio de dolores crónicos, e inclusive hay investigaciones que demuestran que es muy efectivo. Si bien se le conoce principalmente como una droga recreacional, su uso terapéutico trabaja para tratar una serie de condiciones como la migraña, el glaucoma, la epilepsia, y hasta el cáncer, entre muchas más.

CBD does not appear to have any psychotropic ("high") effects such as those caused by ∆9-THC in marijuana, but may have anti-anxiety and anti-psychotic effects.[9] As the legal landscape and understanding about the differences in medical cannabinoids unfolds, it will be increasingly important to distinguish "medical marijuana" (with varying degrees of psychotropic effects and deficits in executive function) – from "medical CBD therapies” which would commonly present as having a reduced or non-psychoactive side-effect profile.[9][58]


Los ácidos grasos esenciales (EFAs) están bien representados en el aceite de semillas de cáñamo. El ácido inoleico “omega-6” (18:2n-6, LA) está presente aproximadamente un 55% y el omega-3 alfa linolénico (18:3n-3, ALA) se encuentra al 20%. Además, se han encontrado cantidades significativas de sus respectivos productos metabólicos como la presencia de ácido gamma linolénico (18:3n-6, GLA) que oscila entre 1-4%, y el ácido estearidónico (18:4n-3, SDA) que se produce alrededor del 0.5 al 2%. Aunque la mayoría de los aceites vegetales tienen al menos alguno de los EFAs, es inusual que contengan cantidades tan altas de ambos, y también es inusual que se encuentren en una proporción de alrededor 3:1 de omega-6/omega-3, siendo esta relación la recomendad para la ingesta humana (Figura 1).
In the United States, non-FDA approved CBD products are classified as Schedule I drugs under the Controlled Substances Act.[61] This means that production, distribution, and possession of non-FDA approved CBD products is illegal under federal law. In addition, in 2016 the Drug Enforcement Administration added "marijuana extracts" to the list of Schedule I drugs, which it defined as "an extract containing one or more cannabinoids that has been derived from any plant of the genus Cannabis, other than the separated resin (whether crude or purified) obtained from the plant."[62] Previously, CBD had simply been considered "marijuana", which is a Schedule I drug.[61][63]
"Cannabinoids have been found to have antioxidant properties, unrelated to NMDA receptor antagonism. This new found property makes cannabinoids useful in the treatment and prophylaxis of wide variety of oxidation associated diseases, such as ischemic, age-related, inflammatory and autoimmune diseases. The cannabinoids are found to have particular application as neuroprotectants, for example in limiting neurological damage following ischemic insults, such as stroke and trauma, or in the treatment of neurodegenerative diseases, such as Alzheimer's disease, Parkinson's disease and HIV dementia.
El CBD es uno de los más de 60 cannabinoides que se pueden extraer del cannabis. El aceite de CBD se puede obtener en varias formas, líquido, crema y hasta como masticable. Su compuesto más conocido del cannabis y su principal ingrediente psicoactivo es el tetrahidrocannabinol (THC). El CBD no es una sustancia psicoactiva, a diferencia del THC, que sí que lo es.

La unión de un ligando cannabinoide a su receptor conlleva la activación de una proteína G citoplasmática que mayoritariamente es inhibitoria y por ello denominada Gi. Esta unión conlleva la inhibición de la actividad de la adenilato ciclasa, una enzima excitatoria implicada en diversos procesos metabólicos. Mecanismos adicionales incluyen la inactivación de canales iónicos y otros sistemas enzimáticos.
In 2019, the European Food Safety Authority (EFSA) announced that CBD and other cannabinoids would be classified as "novel foods",[83] meaning that CBD products would require authorization under the EU Novel Food Regulation stating: because "this product was not used as a food or food ingredient before 15 May 1997, before it may be placed on the market in the EU as a food or food ingredient, a safety assessment under the Novel Food Regulation is required."[84] The recommendation – applying to CBD extracts, synthesized CBD, and all CBD products, including CBD oil – was scheduled for a final ruling by the European Commission in March 2019.[83] If approved, manufacturers of CBD products would be required to conduct safety tests and prove safe consumption, indicating that CBD products would not be eligible for legal commerce until at least 2021.[83]

Para calificar los estudios con seres humanos según la solidez estadística del diseño del estudio y la solidez científica de los resultados del tratamiento (es decir, los criterios de valoración) medidos, se asignan puntajes de grados de comprobación científica. Los dos puntajes resultantes se combinan para producir un puntaje total. No se puede asignar un puntaje de grado de comprobación científica general para los canabinoides porque la investigación clínica es insuficiente hasta el momento. Para una explicación de los puntajes posibles e información adicional acerca del análisis de los grados de comprobación científica de los tratamientos de medicina complementaria y alternativa para las personas con cáncer, consultar los Grados de comprobación científica de los estudios de terapias integrales, alternativas y complementarias en seres humanos con cáncer.
CBD edibles are foods and beverages infused with CBD for oral consumption, and they are immensely popular thanks to their delicious taste as well as their soothing effects. From CBD fruit rolls to CBD-infused coffee, CBD edibles include a wide array of shapes, dosages, and mouthwatering flavors. CBD edibles offer an easy and discreet way to never forget your daily dose of CBD. Besides their fun and fruity taste and appearance, Green Roads CBD Edibles offer all the benefits of CBD in a convenient 30-day supply so you’ll never run out whether you need a short-term fix or long-term relief.

En una revisión sistemática, se estudiaron 30 estudios aleatorizados de comparaciones de Δ-9-THC con placebo u otros antieméticos de los que se disponía de datos sobre eficacia y perjuicios.[34] Se pusieron a prueba nabilona oral, dronabinol oral y levonantradol intramuscular (un análogo sintético del dronabinol). No se incluyeron ensayos de Cannabis inhalado. En los 1366 pacientes incluidos en la revisión, se encontró que los canabinoides fueron más eficaces que la antieméticos convencionales proclorperazina, metoclopramida, clorpromazina, tietilperazina, haloperidol, domperidona y alizaprida. Sin embargo, los canabinoides no fueron más eficaces para los pacientes que recibían quimioterapia emetogénica muy baja o muy alta. Los efectos secundarios incluyeron efectos psicoactivos, euforia, sedación o somnolencia, mareos, disforia o depresión, alucinaciones, paranoia y la hipotensión.[34]
Una de las organizaciones buscando impulsar la investigación para determinar el verdadero potencial del CBD especialmente sobre la FM es la Fundación para la Fibromialgia y el Síndrome de Fatiga Crónica, la cual ha tomado cartas en el asunto para impulsar el desarrollo de soluciones para pacientes. Creando programas para educar tanto a pacientes como especialistas acerca del potencial y las limitaciones actuales de estos compuestos. Es importante de tener en cuenta que mientras más investigaciones se realizan acerca del tema, más preguntas surgen, no obstante, este trabajo es crucial para conocer a profundidad la mejor manera de cómo podemos aplicar el CBD para distintas condiciones.
Investigadores estadounidenses de la Facultad de Medicina de la Universidad de Temple en Filadelfia, Pensilvania, probaron si el CBD podría inhibir el dolor neuropático inducido por la quimioterapia. También buscaron observar que el CBD efectivamente reducía el dolor y  afectar la función del sistema nervioso o la efectividad de los tratamientos de quimioterapia.
Sufro de prostatitis desde hace 7 años y he probado de todo àra calmar esta maldita enfermedad, desde multivitamínicos, farmacéuticos hasta acupuntura sin resultado alguno. Esta muy en contra del uso de marihuana, hasta que mi medico me lo recomendó, no tenia nada que perder, asi que me anime. No sentí mucha diferencia los primeros 2 dias, para el tercero pude dormir como nunca antes, no me desperté por dolor o por las ganas de orinar. Note también que conjuntamente con una dieta con mas vegfetales se crea una sinergia con los aceites de CBD. Les deseo lo mejor desde Irlanda donde resido.
Según la IASP (International association for the study of pain) el dolor se define como una “experiencia sensorial o emocional desagradable asociada a un daño real o potencial en un tejido, o descrito en términos de dicho daño”. Mundialmente el dolor es una de las causas más frecuentes de consulta médica y tiene gran influencia sobre la calidad de vida y el funcionamiento general del paciente.  Es un síntoma subjetivo ya que cada paciente lo siente de una intensidad diferente teniendo su propio umbral de dolor. Este umbral depende tanto de la parte sensorial que indica que algo en el cuerpo esta alterado, como de la parte biológico-somática donde influye la dimensión psíquica e interpretación personal. Se clasifica, según su duración en el tiempo, en agudo y crónico.
Además se demostró que CDB ejerce un efecto quimioprofiláctico en un modelo murino de cáncer de colon.[21] En este sistema experimental, el azoximetano aumentó las lesiones premalignas y malignas en el colon murino. La administración simultánea de azoximetano y CBD protegió a los ratones tratados de la formación de lesiones premalignas y malignas. En experimentos in vitro con líneas celulares de cáncer colorrectal, los investigadores hallaron que CBD protegía el ADN contra el daño oxidativo, aumentaba las concentraciones de endocanabinoides y reducía la proliferación celular. En un estudio posterior, los investigadores encontraron que los antagonistas selectivos de los receptores CB1, pero no de los receptores CB2, contrarrestaron el efecto antiproliferativo de CDB, lo que indica una participación de los receptores CB1.[22]

CBD Oil THC Free

×