El principal componente psicoactivo de Cannabis se identificó como Δ-9-tetrahidrocanabinol (THC). En 1986, un isómero del Δ-9-THC sintético presente en el aceite de sésamo se autorizó y aprobó para el tratamiento de las náuseas y los vómitos causados por la quimioterapia con el nombre genérico dronabinol. En ensayos clínicos, se determinó que el dronabinol era tan eficaz o mejor que los otros antieméticos disponibles en ese momento.[8] Al final de la década de 1980, el dronabinol también se estudió por su capacidad de estimular el aumento de peso en pacientes de SIDA. En consecuencia, en 1992 se expandieron las indicaciones para incluir el tratamiento de la anorexia relacionada con la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana. En los resultados de ensayos clínicos no se observó aumento de peso estadísticamente significativo, aunque los pacientes informaron una mejoría del apetito.[9,10] Otro canabinoide importante presente en Cannabis es el CBD.[11] Este es un canabinoide sin efectos psicoactivos que es análogo del THC.
La distribución de los receptores CB1 y CB2 es muy amplia. Originalmente, se estableció una diferencia clara en cuanto a la distribución de cada tipo de receptor, ubicándose al CB1 en el sistema nervioso y al CB2 en el sistema inmune. Sin embargo, hoy se sabe que los receptores CB1 se hallan expresados en las membranas de las células gliales e incluso fuera del sistema nervioso (corazón, útero, testículos, hígado, intestino delgado y tejido adiposo). Por su parte, el receptor CB2 se expresa en músculo, hígado, intestino, testículos, sistema hematopoyético y también en el Sistema Nervioso Central. Es importante destacar que los receptores cannabinoides muestran plasticidad. Así, el receptor CB2 se sobreexpresa en situaciones de inflamación, tanto en neuronas como células gliales (microglía y astrocitos). 

En un estudio de seguimiento de dosis única con 36 pacientes, se notificó que las dosis de 10 mg de Δ-9-THC producen efectos analgésicos durante un periodo de observación de 7 horas que fueron comparables a los efectos de una dosis de 60 mg de codeína, y que la dosis de 20 mg de Δ-9-THC inducía efectos equivalentes a una dosis de 120 mg de codeína.[54] Se encontró que las dosis más altas de THC eran más sedantes que la codeína.
Se realizaron diez ensayos clínicos sobre el consumo de Cannabis inhalado en pacientes de cáncer que se pueden subdividir en dos grupos. En un grupo, hay cuatro estudios pequeños en los que se evaluó la actividad antiemética, pero cada uno exploró una población diferente de pacientes y el régimen de quimioterapia también fue diferente. En un estudio no se demostró ningún efecto; en el segundo estudio, se observó un efecto positivo en comparación con el placebo; el informe del tercer estudio no proporcionó información suficiente para caracterizar el resultado general como positivo o neutro. En consecuencia, no hay datos suficientes para proporcionar una evaluación del grado de comprobación científica general sobre la utilidad de Cannabis en las NyV inducidos por la quimioterapia. Al parecer, no hay ensayos clínicos controlados publicados sobre el consumo de Cannabis inhalado para otros síntomas relacionados con el cáncer o el tratamiento del cáncer.
Pero en el caso que nos ocupa, el CBD constituye uno de esos ingredientes medicinales que están en las pequeñas glándulas de la planta, formando parte de los más de sesenta fitocannabinoides distintos que contiene. Cuando estos se integran en el cuerpo humano a través del sistema endocannabinoide (ECS), pueden intervenir en elcontrol del movimiento y el dolor o también en la inanición sufrida por una persona. Así, los beneficios de la sustancia CBD son varios e incluso mejores que los tratamientos con productos convencionales.

I first encountered CBD while on sabbatical a few years back. As I drove up the Oregon Coast Highway, it was hard to miss all the cannabis shops along the Pacific. I stopped in one, perused the menu, and selected two marijuana specials — Nine-Pound Hammer and Trainwreck — and some CBD gummy bears. The cannabis was, well, as advertised, and the CBD candy, as far as I could tell, was a fruit-flavored placebo.
According to Refinery29, Mandy Moore combats her aching feet by using cannabis oil found in the Lord Jones Pure CBD Body Lotion ($50). It’s a celebrity favorite, and other stars like Jaimie Alexander and Olivia Wilde can’t stop talking about it either. Lord Jones has a big presence on Instagram and the brand is known for its CBD-infused edibles that look like fancy desserts (we’re talking chocolate espresso chews).
Hola tengo 15 años y comense con dolor abdominal pensaron que era apendicitis pero resulto insuficiencia renal aguda estube internado me hicieron la biopsia y al darme el alta me dieron ramicor y ta cuando fui a la consulta para que me dieran el resultado de los examenes me dijieron que los valores volvieron a lo normal pero el prurito me quedo eso es normal o tendre de nuevo un mal funcionamiento? soy hipertenso tambien
THC, an intoxicating and illegal substance, is responsible for causing marijuana users to get “high.” Unlike THC, CBD is non-psychoactive because it does not act on the same pathways as THC. Thus, it is impossible to get “high” by smoking or ingesting CBD or CBD oil extracted from industrial hemp plants, as they only have minuscule traces of THC (<0.3%).
CBD interacts with the body through the endogenous cannabinoid system (ECS) or endocannabinoid system. First discovered in the late 1980’s, the endocannabinoid system regulates the body’s homeostasis, or general state of balance, impacting such functions as mood, sleep, appetite, hormone regulation, and pain and immune response. Like an acrobat on a highwire, as the environment around us impacts our normal balance, the endocannabinoid system “corrects” by mediating our body’s reaction to keep us level.
Most of the products claim to ease pain and anxiety. But whether or not these products actually contain the amount of CBD they advertise is up for debate, since they're not approved by the FDA. In 2015 the FDA tested CBD products from companies making unfounded health claims, and found that many of them didn't even have the amount of CBD they'd advertised.
Su uso es cómodo y discreto. El frasco suele llevar incorporado un cuentagotas que permite controlar la cantidad de CBD que se consume y que permite aplicarla directamente debajo de la lengua o usarla para enriquecer los alimentos. No es sencillo recomendar una dosis fija, por lo que los consumidores deberían probar poco a poco, y comenzar con una pequeña gota de aceite y esperar a ver qué impacto tiene. Si la respuesta es positiva, se puede aumentar lentamente la dosis y determinar qué dosis exacta te proporcionará el efecto deseado. Cada gota contiene, aproximadamente, 1mg de CBD. Como suplemento dietético, se puede usar dos veces al día.
Los posibles beneficios medicinales de Cannabis para personas afectadas por un cáncer incluyen efectos antieméticos, estimulación del apetito, alivio del dolor y mejoría del sueño.[2] Aunque hay pocas encuestas pertinentes de tendencias en la práctica médica, parece que los médicos que atienden a pacientes de cáncer en los Estados Unidos que recomiendan el uso medicinal de Cannabis, lo hacen sobre todo para tratar síntomas.[3] Un número creciente de pacientes pediátricos buscan aliviar síntomas mediante el tratamiento con Cannabis o canabinoides, aunque los estudios son limitados.[4] La American Academy of Pediatrics no avala el uso de Cannabis y canabinoides debido a preocupaciones sobre el desarrollo encefálico.
Disminución de la depresión: a las personas sometidas a un constante estado de dolor les resulta más fácil deprimirse, lo que podría conducir al aislamiento y sentimientos de soledad al no ser capaces de participar en actividades cotidianas o familiares debido precisamente al dolor. El CBD es capaz de aliviar estos sentimientos y devolver la actividad a los usuarios.
But, uh, what is it that CBD is supposed to do? I visited a cannabis dispensary in Boulder to find out what the hype was all about. After passing an ID check, I was introduced to a “budtender” who pointed me to an impressive array of CBD products — tinctures, skin patches, drink powders, candies, salves, massage oil, lotions, “sexy time personal intimacy oil” and even vaginal suppositories to treat menstrual cramps.

Hace cómo 1 año me dí cuenta de que tengo Fibromialgia que no tengo ganas de hacer nada, que me duelen los brazos el cuello las muñecas de las manos, que quiero trabajar y no me puedo levantar por cansancio cronico y estoy en una depresión tremenda. Tomo muchas medicinas para depresión y analgesicos fuertes cómo la gabapantina y muchas más y tengo mucho temor de que me dañen el estomaga y el higado. Estoy desesperada y sola!!
En estos pacientes, la presencia del dolor crónico suele coexistir con otros síntomas, fundamentalmente un cuadro ansioso depresivo, fatiga y diferentes tipos de insomnio, pero también pueden estar presentes parestesias, rigidez articular, cefaleas, sensación de tumefacción en manos, problemas de concentración y memoria. El curso natural de la Fibromialgia es crónico, con fluctuaciones en la intensidad de los síntomas a lo largo del tiempo. Hay fases más llevaderas, con menos dolor, y cierta mejoría del resto de síntomas, a veces en relación con la época del año, los factores emocionales influyen también de manera muy valorable en muchos casos, el entorno familiar, el nivel socioeconómico, etc. El diagnóstico de la Fibromialgia es clínico, no existiendo ninguna prueba objetiva que demuestre la enfermedad, tampoco ninguna prueba analítica, de imagen o anatomopatológica específica, son determinantes en el diagnóstico de la enfermedad.
Given CBD’s reputation as a popular, artisanal remedy, one would think that Epidiolex would command a lot of “off label” attention. After all, physicians often prescribe pharmaceuticals off label to treat conditions that were not the actual focus of clinical trials. But the costly price tag for Epidiolex (more than $30,000 annually) precludes off label prescribing as well as affordable access for tens of millions of Americans without health insurance.
We start with an exceptionally high-quality lotion which we infuse with our hemp extract.  So, not only will you get the CBD you seek, you will also get a lotion that moisturizes without leaving you feeling greasy.  And, the pleasant aroma is soft and subtle, not overwhelming.  The lotion is ideal for using in larger parts of the body as it is not quite as thick as the cream.  The lotion is able to cover a larger part of the body, although it doesn’t have to be spread out.  It can also be used in smaller areas if that’s what you desire.  This product is made with 100mg of CBD per ounce of product.

En clínica humana, los estudios se han centrado fundamentalmente en dolores de tipo neuropático, probablemente por ser uno de los más difíciles de tratar y hacia el que se dirigen la mayoría de nuevos abordajes farmacológicos. Existe una variedad de cannabinoides, los cuales pueden ser considerados buenos fármacos analgésicos en su conjunto, pero con mucha variabilidad individual. La eficacia clínica es difícil de valorar en su conjunto, ya que existen muchos tipos de ligandos, muchos tipos de dolores y muchos tipos de pacientes. No se pueden comparar, por ejemplo, los efectos producidos por el Cánnabis (con sus más de 400 alcaloides, de los cuales 70 son cannabinoides), con los obtenidos por mezclas de tetrahidrocanabinol (THC) y cannabidiol (Sativex, Marinol), o el efecto de agonistas puros. Además, los efectos secundarios reducen la eficacia terapéutica de su uso como fármacos analgésicos, y tampoco pueden descartarse prejuicios sociales (a los que los médicos pueden no ser ajenos) sobre su uso como fármacos.


Permitid que os presente a “Marihuana”. Una planta psicoactiva de la que probablemente no habías escuchado hablar, ya que no es legal en España (puedes omitir este párrafo si vives en Holanda). Cuando se ingiere, la marihuana ofrece todo tipo de diversión y efectos secundarios excitantes, como ojos muy rojos o una breve y fugaz felicidad. Sí, justo como la heroína. La única diferencia es que, al contrario de esa, la marihuana es buena para la piel.
The existence of substantial clinical investigations regarding CBD has been made public. For example, two such substantial clinical investigations include GW Pharmaceuticals’ investigations regarding Sativex and Epidiolex. (See Sativex Commences US Phase II/III Clinical Trial in Cancer Pain and GW Pharmaceuticals Receives Investigational New Drug (IND) from FDA for Phase 2/3 Clinical Trial of Epidiolex in the Treatment of Dravet Syndrome ).
×