De manera adicional, nuestro aceite pasa por un proceso de tres pasos que se encarga de eliminar por completo el poco THC que contiene la planta y cualquier residuo que haya podido filtrarse durante el cultivo y cuya presencia pueda resultar perjudicial para la salud. Además el proceso de extracción del cannabidiol de nuestro aceite es mediante CO2 supercrítico que no usa solventes adicionales que pudieran ser tóxicos y no deja residuos en el producto final.
Aunque el consumo de pequeñas cantidades de grasas saturadas es esencial, meta-análisis preliminares (1997, 2003) hallaron una fuerte correlación entre el consumo de cantidades elevadas de estas grasas y las enfermedades cardiovasculares.3​4​ Sorprendentemente, meta-análisis más recientes (2009, 2010) basados en estudios cohortes y ensayos controlados y aleatorios hallaron un efecto positivo5​ o neutral6​ al cambiar el consumo de carbohidratos por el de grasas saturadas como fuente de calorías, y solo una modesta ventaja al cambiar de grasas saturadas a poliinsaturadas (del 10% de riesgo al 5%).6​
Cannabis Sativa es el nombre científico para la marihuana. Hay cada vez más y más personas alrededor del mundo usando productos a base de cannabis para el alivio de dolores crónicos, e inclusive hay investigaciones que demuestran que es muy efectivo. Si bien se le conoce principalmente como una droga recreacional, su uso terapéutico trabaja para tratar una serie de condiciones como la migraña, el glaucoma, la epilepsia, y hasta el cáncer, entre muchas más.

CBD

×